Historias del Ascensor (VIII) | Elevator Pitch: tienes 20 segundos

El ascensor y lo que implica, esa transición momentánea de un piso a otro, ese subir y bajar o simplemente el hecho de compartir un metro cuadrado con alguien en la más absoluta intimidad, se ha utilizado como alegoría, como símbolo para definir y describir otros conceptos. Uno de ellos, el ‘elevator pitch’, es lo que en el mundo del marketing y la comunicación define esos discursos que, en pocos minutos (lo que dura el trayecto de un ascensor) captan la atención de alguien y lo convencen para participar o invertir con nosotros en algún proyecto.

Elevator pitch o elevator speech es un anglicismo que se utiliza en el discurso de presentación sobre un proyecto o emprendimiento, ante potenciales clientes o accionistas cobrando especial relevancia para este segundo colectivo que se supone que busca proyectos y emprendedores con ideas claras, concisas y sintéticas para tomar decisiones sobre si invertir o no.

 

 

Cuatro elevators pitch míticos

21 Black Jack

En esta película argumentaban cómo impresionar con un elevator pitch; cómo utilizar un corto espacio de tiempo para impresionar y deslumbrar. No te explicamos más; míralo tú mismo.

El Lobo de Wall Street

En esta escena, Jordan Belfort, en el Lobo de Wall Street, da una masterclass de dos de las claves de un buen elevator pitch: persuasión y motivación.

 

The Dilemma

Queda claro en esta escena de The Dillema (2011) cuál es ese tono de ascensor y cómo es la mejor forma de construir un relato de un minuto.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *