Historias del ascensor (IV) | Planta 13

Cuando todo se derrumba, el ser humano, a veces, olvida la racionalidad para echarle las culpas a la magia. A la negra, en algunos casos, a la fantasía en otros. Nos referimos a la superstición. Hablamos, claro, de gatos negros, espejos rotos y viernes 13. Pero, sobre todo, ahora nos referimos a ascensores sin cuarta planta, sin decimotercera; a fobias y otras creencias relacionadas con el mundo de los elevadores. Antes de nada: ¡En Vilber no creemos en nada de esto, pero nos resulta más que curioso analizar estas supersticiones!

Cuestión de números

No es una sorpresa que el número de la planta puede implicar emociones negativas. Para muestra, tenemos que, en China, muchos ascensores no disponen de cuarta planta en el tablero -lo sustituyen por 3B, por ejemplo-. Tampoco el 14 o el 24, números tradicionalmente agoreros para los asiáticos: y es que en mandarín se pronuncia de forma muy parecida la palabra ‘cuatro’ y ‘muerte’.

En España y parte de Occidente también tenemos nuestras manías; en nuestro caso pavor por el número 13: incluso hay un miedo irracional a este número documentado, con su palabra asociada: triscaidecafobia.

Esto se hace especialmente notorio en Estados Unidos, donde algunos estudios hablan de que el 85% de los edificios, incluyendo torres de lujo, con más de 13 plantas, se saltan este número en el tablero de pisos.

Hay más: en Italia, el número 17 es considerado tradicionalmente como el número de la mala suerte. Cuentan que en la Antigua Roma, el número 17 (XVII en latín) era el anagrama de VIXI (“He vivido” , por tanto, “Estoy muerto”). Otras teorías hablan de la Biblia, de Plutarco o del resultado de determinadas batallas. Hay para todos los gustos.

¿Cómo funcionan los ascensores?

Si bien esto, más que una superstición es una consecuencia del desconocimiento, está extendida, sobre todo entre la población mayor, la idea de que los ascensores se desploman si llevan mucho peso o que tienen un cable único que lo sostiene. No, si un ascensor lleva demasiado peso, teóricamente se bloqueará hasta que se aligere.

Espejos y ascensores

¿Por qué hay un espejo en la mayoría de ascensores¿ Hay varias teorías: algunas hablan de minimizar el sentimiento de claustrofobia; según otras, los espejos podrían disuadir para cometer actos vandálicos: ¡cuidado, te están vigilando!

Y si te encuentras un espejo roto en un ascensor, no hace falta que te digamos más: ¡Llama a mantenimiento pero no entres en pánico!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *