Sillas salvaescaleras | Vilber Elevación

Desde que en 1920 el empresario, e ingeniero autoinstruido estadounidense C. C. Crispen ideara la primera de las sillas salvaescaleras – algo rudimentaria – con el objeto de ayudar a un amigo aquejado de poliomielitis a trasladarse de un piso a otro, estas no han dejado de perfeccionarse y adaptarse a personas con las más diversas necesidades.

De todas formas parece que fue el muy voluminoso rey de Inglaterra Enrique VII quien primero hizo uso de un ingenio, que podríamos considerar el antepasado de las sillas salvaescaleras, para, con ayuda de sus criados, trasladarse por los aposentos de su palacio.

Dejando de lado estos datos históricos, en Vilber Elevación, nos hemos dedicado sin descanso – desde nuestros inicios en 1995 – a la eliminación de las barreras arquitectónicas en el hogar y en los lugares de acceso público.